Conservación comunitaria

La conservación comunitaria reconoce a las comunidades como agentes involucrados en la toma de decisiones sobre aspectos fundamentales para la conservación de la biodiversidad y sus ambientes. Estas decisiones buscan el equilibrio entre la conservación y el desarrollo de economías locales que sustentan a las personas. En nuestro programa trabajamos en conjunto con las comunidades aportando herramientas educativas para el desarrollo de capacidades que permitan afrontar problemáticas locales de conservación. Asimismo, involucrando la participación de los gobiernos locales, promovemos acciones acordes a las necesidades de la comunidad y su entorno, que puedan sostenerse en el tiempo.

En el marco del programa, gestionamos reservas educativas, que reciben el nombre de Sitios Educativos Estratégicos para las Aves (SEEA), donde trabajamos de manera conjunta con propietarios, Escuelas Custodias y la comunidad local valorando la diversidad biológica, los procesos ecológicos naturales y promoviendo la interpretación del ambiente en forma integral. De esta manera, estas reservas contribuyen tanto a la conservación del humedal y su biodiversidad como al proceso educativo de las escuelas que lo utilizan como aula abierta, entrenándose principalmente en el monitoreo responsable de aves acuáticas.

Otro de nuestros intereses es trabajar con los responsables de las reservas educativas, atendiendo sus inquietudes y necesidades para el manejo responsable de la matriz productiva que rodea dichas áreas. De esta manera fomentamos el desarrollo de acciones que promuevan la biodiversidad en estas zonas y potencien oportunidades de hábitat para muchas especies.

6 - Hocó colorado PN El Palmar
3 - Nahuel Ruca

Reservas educativas

Sitios Educativos Estratégicos para las Aves (SEEA)

¿Qué es un SEEA?

Es la figura de conservación designada en el marco de nuestro programa, mediando acuerdos con la comunidad y los gobiernos locales. Comprende aquellos humedales temporarios o permanentes, públicos o privados, naturales o artificiales, con o sin otra figura de conservación registrada, que revisten importancia por ser estratégicos para las aves en cualquier sentido, ya sea por el uso o permanencia de las mismas en el lugar, y que pueden ser utilizados como aulas abiertas.

De esta manera se generan espacios conservados comunitariamente en los que educadores y estudiantes de todas las edades utilizan la ciencia aplicada para aprender de sus entornos naturales. Si bien el SEEA es definido para humedales, recientemente hemos incorporado ambientes terrestres que también resultan estratégicos para las aves.

¿Qué se necesita para gestionar un SEEA? 

  • Tener una Escuela Custodia con un graduado en la Diplomatura que sea responsable de acompañar en los conteos anuales de aves acuáticas y otras actividades.
  • Contar con el interés genuino en conservación del responsable del sitio.
  • Sumar a la comunidad y a los gobiernos locales, a fin de sostener a largo plazo el desafío inicial.

¿Y la conservación de la biodiversidad alrededor del SEEA?

La participación y compromiso de los responsables de la reserva, sumado a sus necesidades particulares para el manejo de la matriz productiva alrededor del SEEA, resultan claves para la conservación de la biodiversidad. Es por ello que el asesoramiento en el desarrollo de sistemas productivos más sostenibles que maximicen la biodiversidad es una de nuestras metas.

Señalética de los SEEA

Trabajamos en el diseño gráfico y conceptual de la señalética para los SEEA, promoviendo la interpretación del ambiente en forma integral. Para ello, en conjunto con los responsables de las reservas identificamos los conceptos más importantes a comunicar para cada zona en particular. Realizamos talleres participativos con la comunidad local donde se discuten los bocetos y se integran opiniones que aportan a mejorar la transmisión de los mensajes.

Para saber más sobre estas reservas educativas podés comunicarte con nosotros. Mail de contacto.